La Cajita 4.0

¡Año nuevo, dominio nuevo! Y cuarta versión del blog.

la-cajita.es

En 2008 red.es sacó el programa «Jóvenes en Red» para promover la presencia de los jóvenes en Internet. Regalaban un dominio .es y, creo recordar, un año de alojamiento web. Aquello me animó definitivamente a mover mi blog desde Blogger a un WordPress propio.

En aquel momento intenté registrar lacajita.es, pero no estaba disponible, así que acepté una de las alternativas que me propuso la plataforma. En aquel momento no le di más vueltas (supongo que por aquello de «a caballo regalado», y porque era joven y alocado) pero se me quedó la espinita (o más bien la rayita) clavada. No es que sea un drama, pero «la guion cajita punto es» siempre me ha gustado menos que «lacajita punto es».

Una identidad

En 2009, animado por una charla de Amalio, me registré en Twitter. Tras probar infructuosamente varios nombres de usuario relacionados con mi nombre, acabé poniendo «eldelacajita» medio a la desesperada, y también sin pensarlo demasiado. Hoy, 10 años después, es el nombre de usuario que tengo en prácticamente todas las redes sociales, foros y servicios en línea.

Como me comentaba alguien hace poco, ambas cosas, el dominio y el nombre de usuario, han llegado a complementarse para formar una identidad digital cada vez más reconocible y coherente. Cada vez veía más interesante mantenerla y reforzarla a largo plazo en torno a ese dominio.

Pero el guion me seguía molestando. Así que estos últimos años he estado vigilando de vez en cuando la disponibilidad de lacajita.es. Muy de vez en cuando. Nunca me pareció viable ni necesario negociar una compra directamente con el propietario del dominio, así que esperé. De hecho, esperé tanto y con tan poca atención que el dominio cambió de manos un par de veces sin que me diera cuenta.

lacajita.es

El año pasado, en uno de esos intentos esporádicos, observé que no había ninguna web activa en lacajita.es. Y por fin se activó mi dormido instinto de cazador de oportunidades. Miré el whois, identifiqué la fecha de caducidad, me puse 10 alarmas y recordatorios diferentes, y seguí esperando. Esta vez, atenta y deliberadamente al acecho.

Y sucedió lo esperado: el dominio no se renovó, y esta vez me pilló preparado. ¡Zás!

A partir de ahora, por fin, podréis no leer las cosas que no publico en lacajita.es. Durante un tiempo dejaré el antiguo dominio redirigiendo al nuevo, sobre todo por evitar que se rompa la red de enlaces que con el tiempo ha llegado a tener este blog. Y con el tiempo, la-cajita.es pasará al olvido.

¿4.0?

Ah, sí, eso.

Los que entrasteis durante el año pasado a la página (no sé por qué motivo, porque apenas publiqué nada) habréis notado que tiene un tema nuevo.

Llevaba tiempo queriendo rediseñarla y hacerla adaptable a móviles, y finalmente decidí no intentar hacer el tema perfecto sino adaptar uno sencillo y existente, y tratar de enfocarme en la estructura y el contenido, que es lo que le viene faltando. Aproveché para probar otro enfoque de diseño manteniendo la identidad general, y me gustó lo que salió.

A partir de ahí la seguiré retocando poco a poco hasta que me aburra y, en lugar de dedicarme a escribir, decida ponerme a diseñar la versión 5.0.

El nuevo dominio, el nuevo diseño y el nuevo y pretencioso número de versión deberían significar que le voy a meter más contenidos, pero a estas alturas de mi vida me he cansado de prometer cosas que luego no soy capaz de cumplir.

Así que… au.

Deja un comentario