Sobre mí

Mi nombre es Jorge Toledo.

Mis intereses

Soy, entre otras cosas, un generalista irredimible.

Me interesan muchos temas, la mayoría de ellos por simple curiosidad o impulso personal. Algunos son parte de mi trabajo. Otros se mueven cerca, quizás esperando poder serlo. Unos cuantos se solapan entre sí, formando lo que a día de hoy viene siendo mi principal ámbito de interés y de actividad:

Arquitectura y desarrollo urbano. Estudié arquitectura. Me fascina la forma compleja en la que se crean los lugares que habitamos, a escalas entrelazadas que abarcan desde el mueble hasta el territorio, y la aún más compleja relación entre los agentes que intervienen en ese desarrollo. Desde el principio me interesó la sostenibilidad ambiental de la arquitectura. Últimamente estoy más centrado en comprender y desarrollar su componente social.

Cultura colaborativa. Durante los últimos años mi interés se ha ido centrando en el aspecto social de los procesos, como complemento al técnico. Me he formado en consultoría y facilitación, y estoy siempre a la búsqueda de herramientas y metodologías para la colaboración y la participación, ya sea aplicadas al desarollo urbano, a la vivienda colaborativa o cohousing, a las formas de trabajo o al desarrollo de organismos sociales.

Cultura libre. Es a la vez una filosofía de vida, una forma de trabajo y un ámbito de desarrollo personal y social que creo que puede cambiar el mundo a mejor. Llevo años empapándome de todo lo relacionado con las licencias abiertas y el software libre, y tratando de aplicarlo a nivel personal. Ahora mi reto es encontrar formas de compartir lo aprendido y llevarlo a otros ámbitos.

Me interesa no solamente hacer mejor las cosas, sino también mejorar el propio modo de hacerlas. Cambiar los cómos además de los qués, porque el fin está cada vez más íntimamente ligado a los medios. Porque es en los procesos donde se demuestran las intenciones, se superan las dificultades y se rescatan los hallazgos; donde evoluciona la humanidad y se cambia realmente el mundo.

Hace poco alguien cercano me definió como un mejorador, y quizás esa sea la presentación que más aspiro a hacer mía. Mejorar un poco, lo que pueda, de lo que me rodea, me afecta o me importa.

Mi trabajo

En torno a esos ámbitos, a veces en la intersección de ellos, mi rol más habitual se podría definir como diseñador y facilitador de procesos.

Aunque he participado en proyectos de edificación, gran parte de mi trabajo actual, principalmente como parte de Ecosistema Urbano, tiene que ver con proyectos participativos de desarrollo urbano, desde acciones específicas de mejora de espacios públicos a estrategias de revitalización o planes de desarrollo sostenible.

También trabajo de forma independiente acompañando proyectos de vivienda colaborativa o covivienda (cohousing), y realizando ocasionalmente actividades de consultoría para el desarrollo de organizaciones.

El trabajo que hago es tan disperso y variado como mis intereses. Abarca desde la conceptualización inicial de los proyectos hasta su implementación. Implica tareas de planificación y estrategia, de coordinación, de análisis de datos, de diseño urbano, de comunicación y diseño gráfico, de redacción y edición, de concepción y realización de actividades participativas, de mediación y facilitación, de diseño o selección de herramientas y de documentación, entre otras.

Mi trabajo me ha hecho hacer cosas que ni siquiera podía prever que tendría que hacer.

También me ha llevado a sitios donde seguramente no habría ido solo. Desde la diversidad y rigidez de diferentes países de Europa a la inabarcable densidad de Bangladesh, las contradicciones de Bahrein y Kirguistán o la tranquila oportunidad del Paraguay.

Algún día me pondré y pasaré todo esto a un CV o algo así, lo prometo.

La Cajita

Esta página, La Cajita, es mi rincón en Internet, seguramente el único al que puedo llamar propio.

Comenzó hace años como un blog personal. «La Cajita» entendida como «cajita de sorpresas» (como me definió una vez una compañera de la carrera) o «cajón desastre» (que es lo que terminó siendo).

Siempre he aspirado a convertirla en mi tarjeta de presentación digital, en algo que me ayudara a situarme en el mundo y abrirme a él. En algún momento la definí así:

La Cajita es un blog personal cuyo único objetivo es aglutinar referencias, reflexiones y creaciones personales que, yuxtapuestas, forman un panorama legible de mis intereses y mi actitud, tanto en lo personal como en lo profesional.

Ese sigue siendo un objetivo pendiente, pero mi intención actual es ir convirtiéndola también en una «caja de herramientas», un lugar donde compartir conocimiento sobre lo que me interesa o lo que voy aprendiendo a través de lo que hago.

Quizás, también, en una «nube» personal a través de la cual yo mismo pueda acceder a herramientas o recursos digitales propios sin depender de servicios ajenos.

Otros espacios digitales

Si quieres conversar conmigo, puedes dejar comentarios a los posts en esta página o buscarme por Mastodon, Twitter o Instagram.